Según reporta el Berliner Morgenpost, el aeropuerto más importante de la capital de Alemania cerrará “temporalmente” durante dos meses para ahorrar costes. Esto se produce por la gran caída en el número de pasajeros, que ha descendido un 99%. La compañía que administra el aeródromo alega que pierde un millón de euros al día, por lo que cerrar las instalaciones les permitirá reducir las pérdidas operativas.

Mientras, el aeropuerto Schönefeld de la ciudad permanecerá abierto durante todo este tiempo. Este aeropuerto es utilizado habitualmente por las aerolíneas de bajo coste, aunque todas las compañías aéreas que siguen operando en el aeropuerto principal deberán trasladar sus operaciones allí.

Ya es oficial y el nuevo aeropuerto de Berlín Brandenburgo se inaugurará el 31 de octubre de 2020, tras nueve años de retraso y unos 4.000 millones de euros por encima del presupuesto inicial. La construcción del aeropuerto comenzó en 2006, pero han habido hasta diez fechas de apertura fallidas debido a una combinación de corrupción e incompetencia.

Las nuevas instalaciones acaban de pasar las inspecciones de las autoridades; por lo que parece que la nueva fecha de apertura será la buena. Quién sabe si hasta podría adelantarse si la situación lo requiere, ya que éste debe sustituir a los dos aeropuertos actuales.

En realidad, el nuevo aeropuerto de Brandenburgo es una nueva terminal al otro lado del aeropuerto de Schönefeld, por lo que si se hace la transición en octubre, será más sencilla.