Vereinigung Cockpit —abreviado como VC—, uno de los principales sindicatos de pilotos de Lufthansa, ha comunicado que tras una reunión mantenida con la junta directiva de la aerolínea, los pilotos han acordado esta importante bajada de sueldo para apoyar a la aerolínea.

La aerolínea germana, al igual que muchas otras, tiene casi la totalidad de su flota en tierra. Esta situación está provocando que cada hora que pasa pierda un millón de euros. La compañía aérea se encuentra negociando un rescate con el gobierno alemán para obtener suficiente liquidez y poder sobrevivir a esta profunda crsis.

Al igual que ya hicieron en 1992, los pilotos de Lufthansa han decidido aceptar una rebaja de su salario de hasta el 45% hasta junio de 2022, con el objetivo de ayudar a la aerolínea y conservar sus empleos. Para la empresa supondrá un ahorro de 350 millones de euros. Esta decisión afecta a Lufthansa, su división de cargo y la subsidiaria Germanwings.