Este viernes, Corea del Sur ha dicho que inyectará 2,4 billones de wones (2.000 millones de dólares) en Asiana Airlines Inc., después de que una constructora local cancelara su plan para adquirir la aerolínea endeudada en medio del creciente impacto del coronavirus en la industria de la aviación.

Kumho Industrial Co., que posee la participación mayoritaria de la segunda mayor aerolínea del país, notificó a la constructora HDC Hyundai Development Co. (HDC), la terminación del acuerdo después de no lograr reducir las diferencias sobre los términos de adquisición.

En una sesión informativa en línea, Choi Dae-hyun, director ejecutivo del estatal Banco de Desarrollo de Corea del Sur (KDB, según sus siglas en inglés), dijo que la decisión de Kumho Industrial era “lamentable” desde el punto de vista del principal acreedor de la aerolínea.

Para ayudar a Asiana a mantenerse a flote, el Fondo de Estabilización para las Industrias Clave (KISF), operado por el KDB, extenderá una línea de crédito de 2,4 billones de wones (2.021 millones de dólares) para la aerolínea con problemas de liquidez, dijo el acreedor estatal en un comunicado.

El KISF tomó la decisión para evitar despidos masivos en Asiana tras la ruptura del acuerdo y para minimizar el impacto en la economía en medio de la prolongada pandemia del Covid-19, dijo el comunicado.

El KDB y el Banco de Exportación e Importación de Corea del Sur (Eximbank) ya invirtieron un total de 3,3 billones de wones (2.780 millones de dólares), incluidos 1,7 billones de wones (1.432 millones de dólares) este año, en Asiana en los últimos dos años.

Con el fracaso del acuerdo, Asiana quedará bajo el control de los acreedores, se someterá a una reestructuración y se pondrá a la venta nuevamente, dijo el KDB.

Asiana dijo que hará todo lo posible para mejorar el valor de la empresa; optimizando rutas y recortando gastos adicionales, mientras lleva a cabo medidas de autoayuda bajo la orientación de los acreedores.

Asiana ha suspendido la mayoría de sus vuelos en rutas internacionales desde marzo, lo que supone un nuevo golpe a sus resultados.

Sus pérdidas netas se incrementaron a 432.880 millones de wones (364.684 dólares) en el período enero-junio desde los 267.400 millones de wones (225.273 dólares) del año anterior. Sus deudas totales alcanzaron la enorme cantidad de 11,55 billones de wones (9.730 millones de dólares) a finales de junio.

Este se ha convertido en el segundo acuerdo fallido del país este año en el sector de las aerolíneas, afectado por la pandemia de coronavirus, tras la decisión en julio de Jeju Air Co. de no adquirir a su rival más pequeño, Eastar Jet Co.

En diciembre, el consorcio liderado por HDC firmó el acuerdo para adquirir una participación del 30,77 por ciento en Asiana Airlines de Kumho Industrial, una unidad de construcción del Grupo Kumho Asiana, así como nuevas acciones de Asiana que serán emitidas y las seis filiales de la aerolínea, por 2,5 billones de wones (2.100 millones de dólares).

El consorcio tenía programado completar la adquisición el 27 de junio. Pero ese mes, exigió renegociaciones con Kumho y los acreedores sobre los términos de la adquisición debido al empeoramiento del impacto del virus en las aerolíneas.

Lee Dong-gull, presidente del KDB, y Chung Mong-gyu, presidente de HDC, se reunieron tres veces para discutir formas de impulsar este año el acuerdo estancado, pero solo encontraron una brecha profunda entre ellos.

En su tercera reunión, la semana pasada, Lee sugirió una considerable reducción, de 1 billón de wones (840 millones de dólares), en el precio de adquisición de Asiana Airlines para reflejar el impacto de la pandemia en la industria de las aerolíneas.

Pero HDC no aceptó la oferta y, en cambio, exigió una vez más otra ronda de diligencia debida sobre la aerolínea, que ya fue rechazada por los acreedores y Kumho Industrial.

Kumho Industrial dijo que el fracaso del acuerdo podría retrasar sus planes de inversión, pero que su flujo de caja y las condiciones comerciales no se ven afectados.

HDC dijo que emprenderá acciones legales contra la notificación de Kumho Industrial sobre la ruptura del acuerdo.

Se espera ampliamente que HDC recupere el pago inicial por valor de 250.000 millones de wones (210 millones de dólares) que pagó el año pasado por Asiana. El presidente del KDB dijo que HDC no tiene los derechos para el pago inicial, ya que no tomó una decisión antes de la fecha límite final.


Vía Yonhap