Aeropuerto de Los Angeles

Este viernes, la Administración Federal de Aviación (FAA) ha declarado que permitirá la extensión de la exención temporal de los requisitos mínimos de ocupación de los slots en algunos aeropuertos de los Estados Unidos hasta finales de marzo de 2021 debido a la crisis del Covid-19.

Habitualmente, los aeropuertos congestionados se suelen regir por la normativa de los slots —ese espacio de tiempo, o ranura, asignado a un vuelo para poder aterrizar o despegar—, y sí las aerolíneas no los usan al menos un 80% de las veces que se les han sido asignados, éstas pueden perderlos.

Para los aeropuertos de John F. Kennedy (JFK) y La Guardia (LGA) de Nueva York, y el Nacional Ronald Reagan (DCA) de Washington; la FAA ha propuesto extender la exención temporal de los requisitos. Mientras, en los aeropuertos O’Hare (ORD), Newark (EWR), Los Ángeles (LAX) y San Francisco (SFO); la administración propone considerar como operados a todos los vuelos que fueron cancelados debido a la pandemia del Coronavirus. A parte, la FAA dijo que planeaba imponer algunas condiciones a las exenciones y que los slots que no se operen durante períodos prolongados deberán ponerse a disposición de otras aerolíneas de forma temporal.

American Airlines, Delta Air Lines, JetBlue y United Airlines instaron la semana pasada a la FAA a extender esta medida. Estas grandes aerolíneas alegaron niveles históricamente bajos de reservas, con un descenso de las reservas del 82% interanual para 2020, una demanda de los pasajeros que sigue cayendo y la necesidad de flexibilizar los horarios para soportar ocupaciones sostenibles. No obstante, Spirit Airlines se ha opuesto a la prolongación de la exención argumentando que la política pública debe estar dirigida a permitir que el mercado libre reasigne el uso de estos slots.