Según un informe de Skyscanner, existen 15 rutas áreas que los españoles han buscado hasta 100.000 veces individualmente y que actualmente ningún operador cubre de forma directa, y de ellas el 53% de las mismas tienen como destino países asiáticos, siendo las primeras Barcelona-Bangkok y Barcelona-Tokio, seguidas de Barcelona-Lima, y de Madrid-Kuala Lumpur y Madrid-Bali.

A continuación figuran Barcelona-San José; Bilbao-Nueva York; Barcelona-Santiago de Chile; Valencia-Nueva York; Madrid-Sidney; Madrid-Nueva Delhi; Madrid-Yakarta; Barcelona-Bali; Barcelona-Cancún y Madrid-Singapur.

En los últimos años, España se ha convertido en un gigante del turismo. En una potencia mundial. Las cifras así lo avalan: en 2015, el país batió por tercer año consecutivo su récord histórico en llegadas de turistas internacionales (con 68,1 millones de visitantes) y se consolidó como el tercer país con mayor entrada de viajeros extranjeros por detrás de Francia y Estados Unidos. Los españoles, además, también fueron especialmente activos el año pasado, ya que realizaron175,5 millones de viajes, un 4,7% más que en 2014.

Un centenar de aerolíneas que operan en España e infinidad de conexiones con casi cualquier punto del planeta dan como resultado este baile de positivos datos para el sector turístico del país. Sin embargo, aún queda mundo por conquistar, ciudades de ese mundo con las que España no está conectada de forma directa y llegar supone todo un suplicio para el viajero entre aeropuertos y largas horas de espera. Son las rutas invisibles desde y hacia España.

Asia se ha convertido en el objeto de deseo de los españoles. El 53% de las rutas aéreas no cubiertas que más interés generan en España tienen como destino el continente asiático. Por ejemplo, Bangkok, Tokio o Bali son algunas de esas ciudades a las que los viajeros españoles quieren volar y, sin embargo, ninguna aerolínea ofrece vuelos directos desde los aeropuertos de mayor tráfico de pasajeros, el Adolfo Suárez Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.

Con una demanda de más de 100.000 búsquedas realizadas por ruta, un informe del comparador de vuelos, hoteles y alquiler de coches Skyscanner revela que hay 15 conexiones aéreas que más rastrean los españoles a la que, en la actualidad, no pueden viajar de forma directa, es decir, sin hacer escala. La mayor parte de estas rutas son de ciudades asiáticas, aunque también aparecen destinos como Nueva York, Chile, San José de Costa Rica o Sidney.

El estudio recoge algunos ejemplos por Comunidades Autónomas. En Barcelona se demandarían vuelos directos a Bangkok, Tokio, Lima, San José de Costa Rica y Santiago de Chile; mientras que desde Madrid, los lugares que más interés despiertan son Kuala-Lumpur, Bali o Sidney. Por contra, los vascos y los valencianos desearían disponer de un desplazamiento sin escalas a la ciudad de Nueva York.

Pero no sólo los españoles demandan más rutas directas, sino que en sentido inverso, es decir, desde el extranjero, existe la misma reclamación: turistas que no pueden volar de forma directa a España. Por ejemplo, desde México, Caracas o Hong Kong existe un gran interés en viajar sin escala a Barcelona, mientras que Sidney, Shanghai y Tokio son las ciudades que los extranjeros quieren comunicar de forma directa con Madrid. Más allá de estos dos principales aeropuertos españoles, hay que destacar que desde Quito existe una importante demanda para volar al aeropuerto de Málaga.

A algunos de estos casos de rutas invisibles se les está dando solución por parte de las aerolíneas como Korean Air o Qatar Airways. Iberia también ha dado pasos en este sentido y el pasado enero ya anunció que, más de 15 años después, volvía a volar al gigante asiático a través de dos rutas directas, sin escalas: Tokio (Japón) y Shanghái, destino este último que comenzará a operar a partir del próximo 28 de junio con tres frecuencias semanales.

En cuanto a Tokio, los desplazamientos empezarán a partir del próximo 18 de octubre en el que será el único vuelo directo entre Japón y España, uno de los destinos turísticos más atractivos para los ciudadanos japoneses. De hecho, entre enero y septiembre de 2015, el número de turistas japoneses que visitaron España creció en un 25% con respecto al mismo período del año anterior.

Anuncios