Wizz Air, la aerolínea húngara de bajo coste líder en Europa del Este, ha anunciado que basará un nuevo avión en su base en el aeropuerto de Bucarest – Otopeni a partir de julio de 2020, lo que le permitirá abrir dos nuevas rutas desde el aeródromo rumano: Sevilla y Praga.

Se trata de un Airbus A321, que elevará 13 la cantidad de aviones basados en Bucarest. Los vuelos a Sevilla comenzarán el 4 de julio, mientras que tres días antes —el 1 de julio— comenzará a volar a Praga. En concreto, Wizz Air volará entre Sevilla y Bucarest dos días a la semana —martes y sábado. Es importante destacar que no se trata de una ruta estacional, sino de un enlace aéreo estable durante todo el año.

“Sevilla es un destino completamente nuevo para Wizz Air y lo estamos lanzando desde Bucarest a partir de julio de 2020 junto con Praga, que sabemos que ya es un destino muy apreciado por los turistas rumanos”, dijo la gerente de comunicaciones corporativas de Wizz Air, Paulina Gosk.


“Los mercados que opera están entre los prioritarios en el Plan Estratégico para la Mejora de la Conectividad Aérea de Sevilla 2018-20, hoja de ruta para consolidar el crecimiento del Aeropuerto de San Pablo e incrementar la captación de rutas aéreas, sobre todo internacionales. Además, Wizz Air también tiene enlaces directos con Emiratos Árabes Unidos, en una zona, Oriente Próximo y Medio, estratégicos para Sevilla”, ha remarcado Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo.

Hay que recordarle al señor delegado que Wizz Air no ofrece vuelos en conexión. Por lo tanto, si una viajero desea volar desde Sevilla a Dubái vía Bucarest con la low cost húngara, éste debe comprar los dos vuelos por separado. Implica que hay que realizar dos reservas, y que la pérdida de la conexión del segundo vuelo no tiene ningún tipo de seguro. Para quien deba facturar maleta todavía es peor: tiene facturar la maleta en Sevilla, pasar el control de pasaportes (inmigraciones) en Rumania —ya que no es un país miembro del espacio Schengen— recoger y volver a facturar la maleta en Bucarest.

El delegado ha destacado, asimismo, la labor desarrollada por el grupo de trabajo Conectando Sevilla con el Mundo, creado por el Ayuntamiento, a través de Turismo  de Sevilla, con el Aeropuerto de San Pablo, la sociedad AENA, asociaciones turísticas locales y otras administraciones públicas para reforzar la conectividad.

“Este trabajo es fundamental para lograr anuncios como el de hoy de la compañía Wizz Air, y que se produce apenas unos días después de que la compañía Transavia comunicara su enlace con Montpellier”, ha concluido Antonio Muñoz.

Wizz Air, hasta la fecha, está aumentando su red en España, ofreciendo en 2019 más de 50 rutas a 10 países desde 12 aeropuertos españoles. Recientemente, desde Rumanía anunció una nueva ruta entre Barcelona y Iasi a partir de agosto de 2020.