Boeing 737 MAX de LOT

Investigadores del Reino Unido han determinado que un Boeing 737-800 de LOT despegó de Londres Heathrow con un error de peso cercano a una tonelada, después de que un envío de correo fue descartado inadvertidamente de los registros de carga. La saca —argot aeronáutico para referirse al saco donde se envía el correo— se registró inicialmente dos veces en el sistema de gestión de carga mientras el avión con matrícula SP-LWA se estaba preparando volar pasado el 20 de mayo.

“No se determinó por qué ocurrió esto”, dice la Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido, pero operador que llevaba el handling de la aerolínea informó que el coordinador se encarga de resolver tales fallas notificándolas o con L.M.C (last minute change – cambios de último momento) de forma manual, según proceda. El coordinador inicialmente eliminó la entrada duplicada para corregir el L.I.R (Load Instruction Report) y la hoja de carga.

Pero la compañía de carga posteriormente envió una actualización electrónica que también corrigió la entrada, y esto dio como resultado que el envío de correo, que ascendía a 953 kg, fuera eliminado por completo del sistema. El coordinador no se dio cuenta de que faltaba el envío de correo en la hoja de carga, a pesar de que se había cargado en el avión.

Como resultado, la hoja de carga y el LIR presentados al capitán indicaban que el avión era más ligero de lo que era y mostraba un centro de gravedad diferente. Y por si esto fuera poco, aunque el capitán notó que el ajuste del estabilizador estaba cerca de los límites y le pidiera al coordinador que verificara la hoja de carga, la aceptó para calcular el rendimiento del despegue.

La aeronave partió sin incidentes, pero una vez en el aire, la tripulación recibió una nueva hoja de carga transmitida a través de un mensaje ACARS que contenía un aumento en el Zero Fuel Weight de 953 kg y un cambio del 3% de la MAC.

Los investigadores afirman que el handling ha recordado a sus coordinadores la importancia de verificar que la hoja de carga y el informe de instrucción de carga reflejen la carga real de la aeronave.

“También reconoció que sus coordinadores trabajan con muchos operadores, cada uno de los cuales usa sistemas de TI ligeramente diferentes y que puede ser un desafío para los coordinadores recordar las sutilezas de cada sistema”, dice la consulta.