SAS ha cerrado el año fiscal 2018-2019 con un beneficio de 440 millones de coronas danesas —59 millones de euros—. Esto significa una caída del 61% respecto al ejercicio anterior. Rickard Gustafson, CEO de SAS, ha calificado estos resultados financieros como “insatisfactorios” y lo atribuye a la debilidad actual de las divisas de Suecia y Noruega, el encarecimiento del combustible y la huelga que sufrió este año.

Pese a este resultado financiero anual de SAS, en el cuarto trimestre fiscal la aerolínea nórdica ingresó 82 millones de euros, registrando un incremento del 38% respecto al mismo periodo del año fiscal anterior. En total, durante todo el ejercicio la ganancia operativa subió un 29% hasta 1.187 millones de coronas suecas (112 M €), y los ingresos, un 6% hasta 13.463 millones de coronas suecas (1.276 M €).

“Habrá muchos desafíos que enfrentar en el futuro”, dijo Gustafson, al anunciar un plan de recortes y ajustes. “Somos una industria en la que necesitamos mejorar la eficiencia de manera continua para asegurarnos de mantenernos al día con nuestros competidores“, afirmó la compañía en su comunicado. “A pesar de los retos, la oferta atractiva de SAS a sus clientes y las mejoras en la eficiencia operativa, junto a la reducida capacidad de mercado, sobre todo en el último trimestre, llevaron a un resultado positivo anual”.

Entre abril y mayo de 2019, los pilotos de SAS se declararon en huelga durante siete días debido a las disputas sobre los salarios y horas de trabajo mientras negociaban un nuevo convenio colectivo. Este paro provocó más de 4.000 cancelaciones de vuelos que le costaron más de 60 millones de euros en ingresos a la compañía y afectar a más de 370.000 viajeros.

La tendencia a la baja en los ingresos se está extendiendo en casi todas las aerolíneas. Ya hemos visto como algunas han tenido que bajar la persiana y otras están en peligro de correr la misma suerte. Estamos en un momento de desaceleración económica y la industria aeronáutica debe reaccionar para paliar los efectos que ya están empezando a producirse.