Desde el 1 de diciembre, British Airways opera uno de los vuelos más cortos del mundo —48 kilómetros— usando un Boeing 777. En concreto, se trata del sector entre Bahréin y Dammam (Arabia Saudita), continuación del sector entre Londres Heathrow y Bahréin; bajo el código BA125, y BA124 para la vuelta. El vuelo tiene una duración de tan solo 15 minutos.

British Airways pretende mejorar la conexión entre Londres y Dammam, ya que anteriormente el trayecto entre Bahréin y la ciudad de Arabia Saudí se realizaba por tierra mediante coches de la aerolínea. Pasajeros de primera clase y business contaban con coches privados, mientras que los pasajeros de clase turista tenían que compartir el viaje.

Según Google Maps, el viaje en coche dura aproximadamente una hora y media con el tráfico habitual. Sin embargo, los pasajeros ahora tendrán una conexión mucho más rápida, ya que pueden permanecer a bordo del 777. Esto significa que no necesitarán pasar la inmigración en Bahrein, para volverla a pasar en Arabia Saudí poco después. Además, tan sólo tendrán que preocuparse de recoger su equipaje en su destino final. Por el momento, British Airways no cuenta con derechos comercializar el sector entre BAH y DMM, y viceversa.

El Gerente Comercial de British Airways en Arabia Saudita, Panagiotis Theodotou, ha dicho: “este nuevo enlace resalta la importancia de la provincia oriental del Reino de Arabia Saudita y la necesidad de conexiones fluidas con el Reino Unido, Europa y los Estados Unidos. Estamos entusiasmados de haber agregado Dammam a nuestra red global y agradecemos al Aeropuerto King Fahd por la cálida bienvenida en el sitio”.