LATAM Airlines Group ha confirmado que pone fin a los planes para desarrollar un joint venture agreement (JBA) con Iberia y British Airways, pertenecientes a IAG. Esta decisión es fruto de la reciente adquisición del 20% de la empresa sudamericana por parte de Delta Air Lines, quien también ha forzado a la compañía aérea a abandonar la alianza Oneworld.

LATAM anunció por primera vez en enero de 2016 la intención de llegar a un gran acuerdo de cooperación con Iberia y British Airways, matrices de International Airlines Group, para fortalecer las rutas entre Europa y América del Sur. Al mismo tiempo, estrechaba lazos con American Airlines, aerolínea miembro de su misma alianza.

El proyecto entre la empresa con sede en Chile, junto con las dos europeas, tenia la intención de ofrecer recíprocamente redes integradas, nuevas rutas directas, frecuencias adicionales y tarifas combinadas.

Sin embargo, en un comunicado a los accionistas, LATAM dijo: “IAG y LATAM Airlines han decidido que no implementarán el acuerdo comercial conjunto anunciado, terminando los contratos asociados con dicha transacción”.

Pero agregó que los otros contratos vigentes entre LATAM e IAG, como los acuerdos entre líneas, los acuerdos de código compartido, los contratos de acceso a las salas VIP y el programa de pasajeros frecuentes entre las aerolíneas siguen siendo válidos, sin ningún impacto en los pasajeros.

A principios de este mes, LATAM firmó acuerdos de código compartido con Delta para vuelos operados por ciertas afiliadas de LATAM en Colombia, Ecuador y Perú, confirmaron las aerolíneas. Los acuerdos comenzarán en el primer trimestre de 2020, a la espera de la de las aprobaciones gubernamentales pertinentes. Al mismo tiempo, LATAM descontinuará su acuerdo de código compartido con American Airlines a partir del 31 de enero de 2020.