El Aeropuerto de Sevilla ha celebrado hoy la llegada de su “Pasajero 7 millones”, una cota histórica con la que bate ampliamente los récords ya alcanzados en 2017, cuando registró 5,1 millones de usuarios, y 2018, que cerró con cerca de 6,4 millones.

En torno a las 12.00 horas aterrizaba el Airbus 320 de Vueling en el que viajaba Elena Feria Flores, la pasajera onubense –de la localidad de Tharsis- con la que se cumplía este hito. Volaba desde Barcelona y el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, y el director del aeropuerto, Jesús Caballero, la han recibido a pie de avión.

Durante la bienvenida también han estado presentes el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano; el gerente de Turismo de Sevilla, Antonio Jiménez; la vicepresidenta de la Diputación provincial, Manuela Cabello; el gerente de Prodetur, Amador Sánchez, y el coronel Fernando Alcázar, comandante militar aéreo en el aeropuerto.

Al desembarcar, Jesús Caballero le ha hecho entrega a la pasajera de un cartel conmemorativo y una cesta de Navidad con productos de la tierra. Desde Prodetur la han agasajado, asimismo, con una selección de dulces y vinos de la provincia.

Por su parte, el jefe de pilotos y la jefa de tripulaciones de la base de la aerolínea en Sevilla, Raúl Ruiz y Blanca Sánchez, le han regalado en nombre de Vueling dos billetes de avión de ida y vuelta, con los que podrá viajar a cualquiera de los 13 destinos que opera en este aeropuerto, donde ha movido 1,9 millones de pasajeros en lo que va de año.

La consecución de este logro pone de manifiesto la eficacia de las líneas de trabajo que Aena ha desarrollado en los últimos años para contribuir a la captación de rutas y compañías aéreas, en estrecha colaboración con las instituciones locales encargadas de la promoción turística y de negocios del destino Sevilla.

El aeródromo hispalense inició en 2014 una senda de crecimiento basada tanto en la apertura de nuevos mercados estratégicos para su desarrollo (Alemania, Polonia, Suiza, Dinamarca, Suecia, Austria o Hungría), como en un refuerzo de las conexiones con países para los que había una demanda potencial aún no satisfecha (Reino Unido o Marruecos).

Desde entonces, la cifra de pasajeros ha repuntado de forma exponencial, en un proceso de diversificación que ha llevado al Aeropuerto de Sevilla a contar hoy con conexiones aéreas a 70 destinos de 17 países, en vuelos operados por una veintena de aerolíneas.