Boeing 737 de Tarom

TAROM Airways recibirá dos préstamos procedentes de las arcas del estado rumano para rescatar la débil aerolínea y permitir su salvación mediante una profunda reestructuración. Lucian Bode, Ministro de Transporte del país, anunció en la televisión rumana B1 y a través del portar de noticias news.ro, que se esta estudiando la posibilidad de inyectar un total de 157 millones de euros en la compañía aérea. Un primer crédito en concepto de “rescate” por valor de 52 millones de euros, y un segundo de 110 millones para “reestructurar la aerolínea”.

Bode culpó a su predecesor, Razvan Cuc, por haber no haber realizado correctamente la anterior reestructuración, que como resultado aumentó el número de empleados de 1.700 a 1.900. Posteriormente, como resultado, en agosto, Cuc anunció que la aerolínea despedirá a 300 empleados.

Parece que las cosas van bastante mal en TAROM y no hay un buen horizonte. Este año 2019, cerrarán con unas pérdidas de más de 40 millones de euros. Aunque por parte de la aerolínea aseguran tener en caja unos 20. El operador necesita renovar su flota y estandarizarla.

A pesar de estos problemas financieros, TAROM parece anciosa por alcanzar su objetivo de larga plazo de reanudar los vuelos a los Estados Unidos. El Departamento de Transporte del país (DOT) le otorgó a la aerolínea una exención de renovación por dos años en su permiso de aerolínea extranjera ( FACP).