Este miércoles, British Airways ha anunciado la cancelación de algunos vuelos entre Londres y Milán debido a la caída de la demanda provocada por la histeria que se ha generado con la llegada del Coronavirus Covid-19 a Italia y su rápida propagación. Royal Jordanian, por el mismo motivo, ha decidido cancelar sus vuelos entre Amman y Roma.

La aerolínea británica ha decidido reducir las frecuencias entre la capital británica y la capital de Lombardia. Por una parte, ha asegurado que seguirá volando con relativa normalidad desde Heathrow al aeropuerto de Malpensa. Sin embargo, los vuelos al aeródromo de Linate si que se verán afectados.

Aunque otras compañías aéreas puedan estar registrando el mismo descenso de demanda, esta es la primera cancelación. Es posible que la modificación de la operativa se extienda hasta el 29 de marzo. El pasado mes de enero, British Airways y Virgin Atlantic suspendieron todos sus vuelos a China como mejor preventiva.

La IATA —Asociación Internacional de Transporte Aéreo— ha advertido que el impacto del Coronavirus de Wuhan podría suponer unas pérdidas de casi 30.000 millones de dólares estadounidenses.

“Estamos ya en contacto con los clientes de los vuelos cancelados para hablar con ellos sobre las opciones que ponemos a su disposición para cambiar a otro vuelo, generalmente a dos horas de diferencia con el que tenían reservado. Así y todo, si alguien tuviera necesidad imperiosa de volar en el vuelo original, le ofrecemos el reembolso o la posibilidad de aplazar el viaje”, indicó un portavoz de la aerolínea.