Qantas ha anunciado que deja aparcados sus planes para operar los vuelos directos más largos del mundo entre Australia y Europa, y Estados Unidos. Además, revisará su flota actual para adaptarla a la bajada de la demanda como resultado de la crisis del Coronavirus.

Alan Joyce, presidente ejecutivo de Qantas, dijo el martes que la aerolínea estaba en camino de reducir sus gastos semanales, que ascienden a 40 millones de dólares australianos —lo que equivale a 25 millones de dólares estadounidenses—. Desde la aerolínea no creen que la recuperación total de los viajeros internacionales podría tardar varios años.

“Muy claramente, las Qantas de 2021 y 2022 no serán las Qantas de 2019. Estamos viendo el alcance, la escala de nuestros negocios en el futuro”, dijo Joyce.

Se pospone el Project Sunrise hasta nuevo aviso

El Project Sunrise —o proyecto amanecer, si lo traducimos al castellano— eran los planes de Qantas para volar directo desde Sídney y Melbourne a distintas ciudades de Europa y la costa este de Estados Unidos. Iban a ser los vuelos sin escalas más largos del mundo.

Esta noticia también supone un problema para Airbus, que se tenia que encargar de fabricar los aviones que iban a operar estas rutas.

“Pondremos el Proyecto Sunrise en espera”, dijo Joyce. “Este no es el momento dado el impacto que el Covid-19 ha tenido en los viajes mundiales. Ciertamente no vamos a ordenar la compra de aviones para eso este año”.

Qantas tenía la intención de comprar doce aviones Airbus A350-1000 modificados de ultra largo alcance antes de finales de marzo para operar estos vuelos, incluida la famosa Ruta Canguro entre Australia y el Reino Unido.

Recientemente, la aerolínea había llegado a un acuerdo con los sindicatos de pilotos y tripulaciones para permitir poder trabajar durante tantas horas en el aire. Éste había sido el mayor impedimento que se había encontrado Qantas para poder empezar a volar estas rutas tan largas.

Peter Harbison, presidente emérito de CAPA— dijo que la viabilidad del Project Sunrise, y las operaciones de ultra larga distancia en general, pueden haberse esfumado por mucho tiempo debido al brote de Coronavirus.

Reestructuración de Qantas

Joyce dijo que se está llevando a cabo una revisión de la flota debido a la falta de claridad sobre cuándo habrá una recuperación completa, y señaló el retiro anticipado de algunos aviones. También dijo que Qantas consideraría vender su participación del 30 por ciento en la filial Jetstar Pacific, una aerolínea de bajo costo que estableció con Vietnam Airlines en 2007 y que solo le ha traído pérdidas.