Airbus A330 de Alitalia

Tras una larga batalla política interna, el Gobierno de Italia ha acordado la creación de una nueva aerolínea que contará con los activos de Alitalia; un trámite necesario para el relanzamiento de la deficitaria aerolínea de bandera como una compañía aérea nacionalizada. El ejecutivo también estudia la renovación de la flota de fuselaje ancho de la aerolínea, pero primero tendrá que aclarar todo el proceso con la Comisión Europea.

El viernes pasado, los ministros de economía, industria, transporte y trabajo firmaron un decreto para la creación de una nueva aerolínea estatal, según informaron los medios locales. Después de la firma, Paola De Micheli —Ministra de Transporte— anunció que la nueva compañía aérea nacional de bandera de Italia había nacido. “Es una gran operación industrial al servicio del país, en apoyo de la competitividad de nuestras empresas y para el relanzamiento del turismo italiano”, declaró.

De Micheli dijo que la sociedad anónima se llamaría Italia Trasporti Aereo, o Alitalia Ita. “Será ITAliana porque tendrá que traer Italia al mundo”, dijo.

“La nueva aerolínea nacional representa el primer paso hacia el establecimiento de una compañía aérea de calidad capaz de competir en el mercado internacional. Hemos sentado las bases para el relanzamiento del transporte aéreo italiano «, declaró Roberto Gualtieri, ministro de Economía.

Los ministros también nombraron formalmente a Francesco Caio, un ejecutivo con experiencia en telecomunicaciones y banca, como presidente de la nueva compañía aérea; y a Fabio Lazzerini, director comercial de Alitalia y ex director general de Emirates en Italia, como director. Los otros directores nombrados de la junta fueron Lelio Fornabaio, Alessandra Fratini, Simonetta Giordani, Cristina Girelli, Silvio Martuccelli, Frances Vyvyen Ouseley y Angelo Piazza.

La aprobación de los ministros se produjo dos días después de que Giuseppe Leogrande —administrador de Alitalia designado por el estado— instó al gobierno a que se apresurara a nacionalizar Alitalia, asegurando en una sesión parlamentaria que es necesario una empresa totalmente nueva para evitar la quiebraEl Gobierno de Italia ha destinado 3.000 millones de euros (3.500 millones de dólares) para inyectar en la nueva aerolínea, pero las disputas políticas sobre los nombramientos de la junta habían frenado el plan.

Leogrande ha solicitado que los despidos temporales de casi 7.000 empleados de Alitalia se prolonguen desde finales de este mes hasta septiembre de 2021. También solicitó 150 millones de euros (177 millones de dólares) adicionales para mantener la aerolínea en funcionamiento durante los próximos meses, además de los 200 millones (236 millones) recibidos en septiembre.

“A finales de septiembre, la aerolínea tenía 260 millones de euros en efectivo”, dijo Leogrande en el parlamento.

Mientras tanto, en Bruselas, la jefa de competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, dijo el 7 de octubre que la Comisión Europea pronto decidiría si Alitalia tendrá que devolver millones en ayudas estatales. Como se informó anteriormente, la Comisión Europea ha investigado un préstamo puente de 900 millones de euros que Italia otorgó a Alitalia en 2017, que no ha sido reembolsado, y otros 400 millones de euros a principios de este año. El senado italiano aprobó este último, que debía ser reembolsado con intereses “dentro de los seis meses posteriores al desembolso”, el 29 de enero. No hay que olvidar que la última vez que Alitalia presentó beneficios fue en 2002.

«Una decisión no está demasiado lejos en el calendario porque hemos trabajado mucho en este caso», dijo Vestager durante una conferencia de prensa, según Reuters.

Relacionado con la compañía, el Boeing 777-300ER de Alitalia (msn 35783) ha sido convertido temporalmente en un avión de carga. Es el único avión de este tipo que tiene la aerolínea. Se une al Boeing 777-200ER (msn 32860) que también fue sometido al mismo proceso.

El 10 de septiembre, en una audiencia de la Comisión de Transporte en la Cámara de Diputados sobre las perspectivas de desarrollo de Alitalia, Lazzerini —nombrado director de la nueva compañía aérea nacionalizada, como ya hemos dicho— reveló que en 2022 se introducirían nuevos aviones de largo recorrido para renovar la flota de la aerolínea.

“Nuestro posicionamiento debe estar necesariamente en el segmento de mercado premium. Si no es realmente una aerolínea de bajo coste, apostar por tarifas bajas significa un suicidio comercial. Los costos deben ser la obsesión de la gerencia de la nueva aerolínea nacionalizada porque la eficiencia es fundamental, pero no se debe perseguir con ofreciendo precios bajos”, explicó.

Sobre los aviones de largo alcance, dijo que “el primero entrará en 2022. En este segmento de mercado, ante la ausencia de competencia de bajo costo, hay enormes perspectivas. También se espera la consolidación del corto y medio radio en Roma Fiumicino, de lo contrario, el largo recorrido no será viable ”.